16122019Lun
Última edición: Dom, 15 Dic 2019 11pm

Los celtistas que no entienden la pasión por su equipo sin acompañarlo ven el calendario de Liga de una manera diferente. No se fijan únicamente en el primer y último partido. O en los enfrentamientos grandes. Su objetivo son los viajes que sirve en bandeja el sorteo. El de la temporada 2019-20 deja algunos muy propicios, como los desplazamientos que se pueden gestar en el puente de diciembre o en Semana Santa.

En las situaciones más delicadas, el núcleo duro del celtismo siempre responde. Animando pese a la derrota, viajando con el equipo aunque la situación clasificatoria sea mala o recibiendo a los jugadores por mucho que se haya caído a puestos de descenso. En esos momentos es en los que más hace falta apoyar, y por eso las peñas han organizado una quedada antes de medirse al Sevilla para alentar a los suyos.

El celtista que sigue al equipo más allá de Balaídos ve varios calendarios de Liga. El que pasa por Balaídos, por los derbis o el que cruza destinos con exmiembros del conjunto vigués. Pero sobre todo hay uno que analiza al detalle: el de los desplazamientos para viajar con el Celta por la geografía y los estadios de España.

Balaídos vivió este domingo una tarde un tanto triste, pero muy emotiva. Se iba un ídolo, el entrenador que ha roto el techo europeo del Celta y que ha hecho soñar a la afición y a la plantilla. Y tuvo la despedida que se merecía.

Balaídos acogía este domingo un partido triste: el último de Eduardo Berizzo como entrenador del Celta. El técnico anunció el sábado que no había llegado a un acuerdo con el club para renovar su contrato y se esperaba el juicio de la afición en este encuentro ante la Real Sociedad. Pues bien, la mayoría de la afición está con el argentino.

comarcas

medio ambiente

marítima