22012020Mié
Última edición: Mié, 22 Ene 2020 2pm
11 Jul 2016

Street Stunts 2016 Body Extreme

Pedro Salgado y Abraham Hernández brillan en el Street Stunts

En Street Workout las españolas Irene Sánchez y Vanina Muñoz se llevan su clasificación en la Copa del Mundo

Publicado en Espectáculos

Excelente ambiente en el cierre de la segunda edición del Vigo Street Stunts 2016 Body Extreme, con un público que ha vuelto a arropar a todos los participantes en las diferentes disciplinas que han entrado en competición, jugándose sus puestos en las clasificaciones generales de la Copa del Mundo, de la que Vigo ha sido ciudad sede.

10 Jul 2016

crítica

La dulzura de Toquinho y Creuza se gana a Vigo

Pese a las amarguras de una organización discutida por la gente en la entrada, la belleza de la música y la entrega cercana de Toquinho hicieron de la velada una experiencia a recordar

Publicado en Música

“Vinicius de Moraes En la Fusa con Maria Creuza y Toquinho” (1970), el disco que el poeta grabó con Maria Creuza y Toquinho y que inmortalizó las sesiones de grabación en el café-concert La Fusa de Buenos Aires, fue la excusa para la gira que acercó a Vigo a Toquinho, el maestro de la bossa, y a la gran cantante.

09 Jul 2016

homenaxe

Carlos Casares protagonizará as Letras Galegas do 2017

A Consellería de Cultura e Educación traballará da man coas máximas institucións culturais e mais a súa familia para elaborar unha programación que contribúa á difusión da súa figura

Publicado en Libros

A Real Academia Galega adicará o Día das Letras Galegas 2017 a Carlos Casares, autor ourensán que pasou a meirande parte da súa vida en Vigo, onde desenrolou a súa actividade cultura e profesional como escritor, editor e catedrático de instituto.

09 Jul 2016

exposición

El Marco acoge "La conversación" de Pascuala Campos y Ana Gallego

La exposición del Marco se inauguró este viernes con una charla coloquio con las arquitectas y la comisaria de la exposición

Publicado en Arte

En la intervención específica que proyectan para el Anexo del museo Marco, las arquitectas Pascuala Campos y Ana Gallego plantean un espacio fenomenológico para sentir e imaginar la vulnerabilidad de los lugares que habitamos, para pensar cómo los experimentamos, legitimamos y compartimos. Una intención que en el museo opera desde las coincidencias con las artes visuales, activando un nuevo estadio de existencia, paralelo entre el espacio real y el espacio figurado.

Pascuala Campos de Michelena (Jaén, 1942) y Ana Gallego Palacios (Cáceres, 1977) piensan, proyectan y habitan espacios. En sus respectivas trayectorias han dedicado investigaciones y acciones a descifrar la naturaleza de las experiencias y las emociones que acontecen en los lugares, a clarificar también sus significados mediante las herramientas de las que dispone la arquitectura, cómplices con la filosofía y con el arte.

La exposición del Marco, inaugurada este viernes con una charla coloquio con las arquitectas y la comisaria de la exposición, Chus Martínez, está organizada para crear un lugar de tránsito y de encuentro, alrededor de un volumen central, por el que deambular y dejarse llevar en los detalles y la atmósfera generada.

Cruzamos el umbral de la sala para pisar un suelo de arena e irremediablemente revivimos la experiencia de una playa, pero hoy, más que nunca, terreno de exilios, de huidas, de dramas vitales y muerte. En el centro una construcción de lonas de burel acoge dos pequeñas sillas enfrentadas, expectantes para el diálogo. Sobre éstas cuelgan pequeñas pinzas de madera; objetos cotidianos, sencillos, pero también cargados de una férrea simbología que habla de patrones, de labores domésticas, de mujer. Dispositivos casi mágicos que actúan como una suerte de prolongación de manos, de sujeción. El conjunto acompaña la imagen próxima de una conversación que no ha ocurrido y que debiera haber existido, para desde ese lugar doloroso y totalmente sujectivo, dar el salto a una experiencia colectiva; ligando el tiempo íntimo a realidades externas llevadas por una necesidad urgente de reflexionar sobre las relaciones y los modos de comunicación desde y frente a nuestra realidad cultural, social y política.

Las autoras articulan un espacio orgánico, permeable y temporal, fluido y cambiante según la percepción de cada visitante. Un paisaje proyectado para activar un nuevo ritmo, emocional y subjetivo, mediante el manejo esencial de los objetos, materiales y luz. Una experiencia también física, corporal, donde se ofrece un lugar fronterizo, como también lo son las palabras, donde reivindicar y comprometerse con la identidad, la memoria y la política, con el territorio y el género. Traspasar el umbral para intuirse fuera o dentro, constatar la pertenencia o el desarraigo desde la reflexión sobre los exilios personales, en una actualidad especialmente sensible, problemática, cara a los exilios colectivos.

La interacción entre el lenguaje arquitectónico y las artes visuales sucede en este proyecto con el deseo de mostrar los dinamismos básicos de la propia subjetividad en su intento de generar el sentido y, en definitiva, de constituir el mundo que nos rodea, con una actitud crítica sobre nuestro ser en el espacio. Colaborar en la movilidad de los márgenes de la invención y de la creación. Un resultado realmente sugerente que nace de la fusión del trabajo de dos arquitectas cuyas poéticas diferenciadas conectan en la ética del trabajo y en el sentido intuitivo del espacio. De este modo, la sala motiva la creación de un discurso que, sin voz, arma un debate: asumir un sitio donde estar, un lugar donde poder llegar a ser.

ascuala Campos de Michelena | Ana Gallego Palacios

La conversación

Las arquitectas Pascuala Campos de Michelena (Jaén, 1942) y Ana Gallego Palacios (Cáceres, 1977) piensan, proyectan y habitan espacios. En sus respectivas trayectorias han dedicado investigaciones y acciones a descifrar la naturaleza de las experiencias y las emociones que acontecen en los lugares, a clarificar también sus significados mediante las herramientas de las que dispone la arquitectura, cómplices con la filosofía y con el arte. En la intervención específica que proyectan para el Anexo, plantean un espacio fenomenológico para sentir e imaginar la vulnerabilidad de los lugares que habitamos, para pensar cómo los experimentamos, legitimamos y compartimos. Una intención que en el museo opera desde las coincidencias con las artes visuales, activando un nuevo estadio de existencia, paralelo entre el espacio real y el espacio figurado.

La exposición está organizada para crear un lugar de tránsito y de encuentro, alrededor de un volumen central, por el que deambular y dejarse llevar en los detalles y la atmósfera generada. Cruzamos el umbral de la sala para pisar un suelo de arena e irremediablemente revivimos la experiencia de una playa, pero hoy, más que nunca, terreno de exilios, de huidas, de dramas vitales y muerte. En el centro una construcción de lonas de burel acoge dos pequeñas sillas enfrentadas, expectantes para el diálogo. Sobre éstas cuelgan pequeñas pinzas de madera; objetos cotidianos, sencillos, pero también cargados de una férrea simbología que habla de patrones, de labores domésticas, de mujer. Dispositivos casi mágicos que actúan como una suerte de prolongación de manos, de sujeción. El conjunto acompaña la imagen próxima de una conversación que no ha ocurrido y que debiera haber existido, para desde ese lugar doloroso y totalmente sujectivo, dar el salto a una experiencia colectiva; ligando el tiempo íntimo a realidades externas llevadas por una necesidad urgente de reflexionar sobre las relaciones y los modos de comunicación desde y frente a nuestra realidad cultural, social y política.

Las autoras articulan un espacio orgánico, permeable y temporal, fluido y cambiante según la percepción de cada visitante. Un paisaje proyectado para activar un nuevo ritmo, emocional y subjetivo, mediante el manejo esencial de los objetos, materiales y luz. Una experiencia también física, corporal, donde se ofrece un lugar fronterizo, como también lo son las palabras, donde reivindicar y comprometerse con la identidad, la memoria y la política, con el territorio y el género. Traspasar el umbral para intuirse fuera o dentro, constatar la pertenencia o el desarraigo desde la reflexión sobre los exilios personales, en una actualidad especialmente sensible, problemática, cara a los exilios colectivos.

La interacción entre el lenguaje arquitectónico y las artes visuales sucede en este proyecto con el deseo de mostrar los dinamismos básicos de la propia subjetividad en su intento de generar el sentido y, en definitiva, de constituir el mundo que nos rodea, con una actitud crítica sobre nuestro ser en el espacio. Colaborar en la movilidad de los márgenes de la invención y de la creación. Un resultado realmente sugerente que nace de la fusión del trabajo de dos arquitectas cuyas poéticas diferenciadas conectan en la ética del trabajo y en el sentido intuitivo del espacio. De este modo, la sala motiva la creación de un discurso que, sin voz, arma un debate: asumir un sitio donde estar, un lugar donde poder llegar a ser.

Chus Martínez Domínguez

08 Jul 2016

deporte urbano

El Slackline sorprende como nueva disciplina en el Vigo Street Stunts

Stelyan, Iván Sanmartín y Michael Slaby, se llevan los primeros premios en Street Workout

Publicado en Espectáculos

Comenzó, con éxito de participación y organización, el Vigo Street Stunts 2016 Body Extreme, evento que combina el deporte urbano con su identidad de expresión cultural y musical, arropado por un público que ha llenado la gran plaza que preside la principal fachada del Real Club Náutico de Vigo.

08 Jul 2016

concierto

Toquinho y María Creuza rinden tributo a "La Fusa"

Interpretarán los temas de bossa nova que recoge el disco de 1970

Publicado en Música

El auditorio Mar de Vigo acoge este sábado, 9 de julio, el concierto de Toquino y María Creuza dentro del Festival Illas Cíes. 

fitur 2020

peinador

sucesos

fútbol

  • Últimas noticias

  • Más leído

Agenda

Sin eventos