10122019Mar
Última edición: Lun, 09 Dic 2019 8pm

Multan en Vigo al conductor de un patinete eléctrico que dio positivo en alcoholemia

Además, un joven fue denunciado penalmente por usar un vehículo de movilidad personal de alta potencia sin seguro y sin carnet

27 Septiembre 2019 por
Valora este artículo
(2 votos)
La Policía Local se encargó de las intervenciones. / Foto: Archivo La Policía Local se encargó de las intervenciones. / Foto: Archivo

Después de que la concejala de Movilidad, Elena Espinosa, anunciara el pasado miércoles que el Concello de Vigo vigilaría el uso de los patinetes eléctricos en la ciudad, la Policía Local ha efectuado tres intervenciones relacionadas con los llamados Vehículos de Movilidad Personal (VMP), que incluyeron la retirada de un segway, una multa por conducir bajo los efectos del alcohol y una denuncia penal.

El primero de los casos se dio el mismo miércoles 25 de septiembre, en torno a las 23.30 horas, cuando una patrulla que realizaba labores de control y vigilancia vio en la plaza de América a un joven que utilizaba uno de estos aparatos.

El conductor, de 17 años, circulaba “alternativamente por la acera, pasando a hacerlo por la calzada, invadiéndola sin guardar la precaución necesaria para garantizar su seguridad y la de los demás usuarios de la vía”, según informa el cuerpo municipal en un comunicado. Adicionalmente, “utilizaba en la conducción cascos auriculares reproductores de sonido conectados a su dispositivo móvil”.

En el momento de verificar los datos del vehículo, los agentes averiguaron que por sus características técnicas -un vehículo Urban Fox de 2200 W- no podía ser catalogado como VMP sino como ciclomotor. Así pues, informaron al joven de que debía tener contratado el correspondiente seguro obligatorio, así como disponer de carnet de conducir. No obstante, no contaba con ninguna de las dos cosas, por lo que fue denunciado por un delito contra la seguridad vial, que fue remitido a la Fiscalía de Menores. Además, el vehículo fue inmovilizado.

Horas después, en la zona de San Roque esos mismos agentes observaron un nuevo caso de uso negligente. Concretamente, el conductor del VMP circulaba por calzada en sentido contrario en una vía de un solo carril mientras usaba unos auriculares conectados a un aparato reproductor de sonido.

Al darle el alto, detectaron que presentaba claros síntomas de encontrarse bajo los efectos del alcohol. Al someterle a las preceptivas pruebas, éstas arrojaron un resultado positivo de 0,30 y 0,32 mg/l de alcohol por aire espirado, por lo que el hombre fue multado y el patinete eléctrico fue inmovilizado.

Abandono en Beiramar
Finalmente, esta pasada madrugada, sobre las 00:30 horas, se tuvo constancia mediante una llamada al 092 del supuesto abandono de un VMP. En la zona de Beiramar un particular había sido testigo de la supuesta conducta incívica de unos jóvenes, que habían dejado en la acera un segway.

Trasladada al lugar la unidad, comprobaron que se trataba de un vehículo que “probablemente pertenezca a una empresa de alquiler por el dispositivo que portaba, desconociendo el nombre de dicha empresa”.

En este caso, quedó depositado en dependencias policiales junto a otros 19 que fueron recuperados en situaciones similares en las últimas fechas a la espera de que su propietario lo reclame.

Inicia sesión para enviar comentarios

medio ambiente

Tal día como hoy

1894

Dic


Se constituye el Liceo de Vigo


"Se constituye una nueva sociedad de recr...

Leer más »


tráfico

espectáculos

  • Últimas noticias

  • Más leído