Imprimir esta página

Un paciente agrede a un vigilante de seguridad del Álvaro Cunqueiro

UGT denuncia que estos hechos se estén convirtiendo en “rutinarios” y pide una “cobertura legal adecuada”

06 Febrero 2019 por
Valora este artículo
(0 votos)
El suceso se produjo en la unidad de Urgencias. / Foto: Archivo El suceso se produjo en la unidad de Urgencias. / Foto: Archivo

El sindicato UGT ha denunciado este miércoles una nueva agresión a un guardia de seguridad en el hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo, unos hechos que aseguran que se están convirtiendo en “rutinarios”. El suceso se produjo este martes a las 21:40 horas en el servicio de Urgencias cuando un paciente, ya conocido de esta unidad “por los diferentes altercados provocados en estos días” se puso en actitud “muy agresiva” al ser dado de alta por el médico.

Según informa UGT, profirió amenazas e insultos contra el facultativo, intentando agredirlo, motivo por el cual tuvo que intervenir el personal de seguridad, para evitar que se materializara dicha agresión. No obstante, el paciente finalmente arremetió contra uno de los vigilantes y le causó “diferentes lesiones”, por lo que tuvo que ser reducido y puesto a disposición de la policía.

El sindicato denuncia que este tipo de situaciones, por desgracia, suceden con excesiva frecuencia y ya no solo en los hospitales, medios de transporte o acontecimientos de pública concurrencia, sino que también se están dando “en cualquier lugar en donde se encuentre prestando servicio un vigilante de seguridad, por lo que urge que de una vez por todas, tanto las empresas de seguridad como clientes y administraciones, adopten las medidas necesarias que garanticen la seguridad y protección de los vigilantes encargados de velar por la protección de los usuarios y trabajadores de las instalaciones para las que prestan sus servicios”.

Desde UGT exigen que, de forma urgente, la administración haga frente a “este grave problema de violencia” y que se les dé la “cobertura  legal adecuada, así como los medios necesarios que garanticen el desempeño de sus funciones con un mínimo de seguridad para su integridad física, adecuando con criterios técnicos las plantillas de vigilantes a las instalaciones a proteger”.