06122019Vie
Última edición: Jue, 05 Dic 2019 8pm

Siete detenidos y seis registros en el área de Vigo contra una importante organización de tráfico de hachís

Entre los arrestados se encuentran el supuesto líder del grupo criminal y su hombre de confianza, en una operación en la que se han decomisado más de 100 kilos de hachís, siete vehículos de alta gama, un revólver y equipos de radiotransmisión de largo alcance

23 Febrero 2018 por
Valora este artículo
(0 votos)
Parte del material intervenido. / Foto: Policía Nacional Parte del material intervenido. / Foto: Policía Nacional

La Policía Nacional ha desarticulado en el área de Vigo, en el marco de la operación 'Becris', una de las mayores organizaciones dedicadas al tráfico de hachís en el noroeste de España. Entre los siete detenidos se encuentran el líder de la banda y su hombre de confianza. Se han realizado seis registros domiciliarios y se han incautado 95.000 bellotas de hachís, con un peso total superior a los 100 kilos, así como siete vehículos de alta gama, un revólver, una pistola eléctrica, doce teléfonos móviles, equipos de radiotransmisión de largo alcance, un chaleco antibalas, una placa falsa de policía, un ordenador y diversa documentación.

Tras recabar diversas informaciones sobre el tráfico de sustancias estupefacientes en Vigo y Redondela, localidad esta donde residían el presunto líder de la banda y su hombre de confianza, los agentes comprobaron que se trataba de una de las mayores organizaciones dedicadas al tráfico de hachís en el noroeste peninsular.

Los policías comprobaron que además dicho grupo había extendido sus redes hacia Portugal y parte de la meseta y lograron localizar además las viviendas e inmuebles que utilizaban para ocultar la droga y prepararla para su posterior distribución.

Según mantienen las fuerzas de seguridad, los arrestados disponían de una red de vehículos -tipo turismo o furgoneta- a los que habían realizado diversas modificaciones para habilitar compartimentos ocultos en los que poder transportar más de cien kilos de sustancias estupefacientes. Estos automóviles eran llevados por conductores experimentados que se iban rotando cada cierto tiempo para evitar su identificación y que gozaban de la confianza del responsable del grupo.

Cada 8 o 9 días uno de estos vehículos se dirigía a algún punto de Andalucía para trasladar entre 100 y 120 kilogramos de hachís a alguno de los pisos o viviendas de los que disponía la organización en Galicia.

Embestida y persecución
Tras analizar todos los datos, los agentes pusieron en marcha el correspondiente dispositivo operativo e interceptaron un vehículo cuando circulaba cerca de la frontera portuguesa. Este, al verse acorralado, embistió al vehículo policial y se dio a la fuga hacia Portugal, iniciándose una persecución en caliente por el país vecino.

Al mismo tiempo se dio aviso a las autoridades lusas, que movilizaron varias dotaciones de la Garda Nacional Republicana (GNR) para que se unieran al dispositivo, finalizando con la interceptación de este vehículo en la localidad de Monçao (Portugal). Al identificar y detener al conductor se percibió un fuerte olor a hachís, por lo que se procedió a la intervención del vehículo para su traslado y posterior registro.

Cien kilos de hachís bajo el suelo del vehículo
Iniciado este se descubrió que bajo los asientos albergaba dos grandes huecos con algo más de 95.000 bellotas de resina de hachís de muy alta calidad. Tras ello se procedió a la detención del resto de integrantes del grupo, así como a realizar 6 registros simultáneos en inmuebles y viviendas de las proximidades de Vigo.

En total fueron detenidas 6 personas, entre las que se encontraba el cabecilla de la organización y su mano derecha. En los últimos días, y como continuación a la investigación, se logró detener a un séptimo integrante del grupo que en su momento había huido.

Durante los registros los agentes intervinieron, además de los cien kilos de hachís, siete vehículos de alta gama, un revólver, una pistola eléctrica, doce teléfonos móviles, equipos de radiotransmisión de largo alcance, un chaleco antibalas, una placa falsa de policía, un ordenador y diversa documentación.

La investigación fue llevada a cabo por agentes del Grupo de UDYCO VIGO, dependientes de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Policía de Vigo-Redondela, pasando los detenidos y todo lo actuado a disposición del juzgado de Redondela, por ser quien conocía de la causa.

Medios

Inicia sesión para enviar comentarios

medio ambiente

navidad

vigo

ocio

  • Últimas noticias

  • Más leído