19112019Mar
Última edición: Lun, 18 Nov 2019 7pm

una imagen de Vigo

Las averías de un ascensor imprescindible

03 Julio 2019 por
Valora este artículo
(0 votos)

La ciudad de Vigo avanza de un modo brillante hacia la eliminación de barreras arquitectónicas. El Concello continúa con la campaña de humanización instalando ascensores y rampas que faciliten la movilidad en una ciudad llena de cuestas y desniveles. Hace pocos días, precisamente, comenzaron las obras para la construcción de una rampa en la Gran Vía. Asimismo, ya existen varios ascensores en distintos puntos de la ciudad.

El primer ascensor que se inauguró facilita la conexión entre la Rúa Menéndez Pelayo y la Avenida das Camelias. La opción alternativa es el aislamiento o la utilización de la empinada Rúa Chile, o, si se prefiere, el desplazamiento a cierta distancia para subir o bajar por la cuesta de la Rúa Doutor Marañón. Por esos motivos, ese ascensor, tan esperado durante varias décadas, ha sido un enorme acierto y se ha hecho imprescindible desde el principio de su funcionamiento. Y su utilización es tan intensa que a veces se estropea. Eso lo comprende cualquiera.

Pero lo que nadie comprende es que tarden tanto tiempo —-muchos días e incluso varias semanas—- en arreglar unas averías que en muchas ocasiones se ocultan bajo el eufemismo de tareas de mantenimiento. Los usuarios y vecinos pueden dar fe de las frecuentes averías que ahora comentamos. Alguien tendrá que responsabilizarse de ese trastorno y el Concello debiera tomar cartas en el asunto.

Julio Alonso

Articulista.

Inicia sesión para enviar comentarios

navidad

comercio

  • Últimas noticias

  • Más leído