23082019Vie
Última edición: Vie, 23 Ago 2019 5pm

una imagen de vigo

Recordando las octavillas

05 Mayo 2018 por
Valora este artículo
(0 votos)

Es una estampa producida por la falta de cuidado al tirar la basura y el efecto del viento.

Los papeles han quedado esparcidos por el suelo recordando otras épocas en las que las octavillas, impresas en aquellas máquinas multicopistas conocidas como “vietnamitas”, eran arrojadas a las puertas de las facultades, de las empresas y en los medios de transporte. Eran una propaganda política ilegal muy perseguida por el régimen de Franco. Las opiniones y consignas escritas se imprimían en la clandestinidad, en lugares discretos y apartados de las miradas curiosas y de los vigilantes del régimen. Era importante salvaguardar la instalación y sólo unos pocos sabían de su ubicación. Quienes las utilizaban se exponían a severas represalias y duros interrogatorios. De todo aquello han pasado muchos años, pero lo más curioso es que aquellas vivencias juveniles les sirvieron de salvoconducto político a algunos de sus protagonistas que hoy ocupan destacados puestos y que se ven obligados, en ocasiones, a ir en contra de la opinión de una mayoría social a la que ahora le toca el turno de protestar; son las vueltas que da la vida.

Julio Alonso

Profesor y escritor.

Inicia sesión para enviar comentarios

transporte

navidad 2019

mar

celta

patrimonio de la humanidad

  • Últimas noticias

  • Más leído