22072019Lun
Última edición: Dom, 21 Jul 2019 2pm

VIGO VERTICAL

Las obras en el ascensor de Camelias desplazan el terreno e impiden la actividad diaria en una iglesia colindante

Los trabajos con una pala excavadora para derrumbar un muro afectan a la acera superior. Los fieles que acuden a la congregación evangélica tendrán que entrar a través del portal del edificio

26 Febrero 2015 por
Vista actual de las obras para la instalación del elevador. Vista actual de las obras para la instalación del elevador.

La construcción del elevador que unirá las calles Pi i Margall y Camelias, a través de Juan Ramón Jiménez, están dando más problemas de los previstos inicialmente. Las obras han provocado un desplazamiento del terreno en la parte superior e impiden la actividad diaria de la iglesia evangélica.

Previamente a la realización de la obra se hizo una cata al nivel de la acera, próxima al borde, y se levantaron actas de los desperfectos existentes para controlar las posibles reclamaciones posteriores.

Al derrumbar el muro con una pala excavadora se desplazó un poco el terreno dejando afectada la acera. La iglesia evangélica que ocupa uno de los sótanos de un edificio lindante, y que tenía la entrada a través de unas escaleras a las que se accedía desde la acera, ha tenido que suspender su actividad diaria, reduciéndola a la dominical, y los fieles tendrán que entrar a través del portal del edificio.

Por su parte, la copistería ubicada en la zona no ha sufrido daños mientras que la peluquería, en el otro extremo de la acera, tampoco tiene desperfectos, salvo los de la entrada posterior que se pueden observar en una de las fotos que adjuntamos.

En cualquier caso, el vecindario está satisfecho con la solución que se le ha dado a este desnivel en el que, en tiempos del alcalde Manuel Pérez, se llegó a poner la primera piedra de unas escaleras que nunca llegaron a materializarse. El terreno constituía un basurero en el que incluso se detectaba la presencia de ratas. El ascensor servirá para dar servicio al vecindario y reactivar el pequeño comercio de la zona.

Adjudicación

La obra se adjudicó el pasado 20 de enero en 490.000 euros y tiene un plazo de ejecución de siete meses, por lo que debería estar finalizada a mediados del próximo verano. El elevador recorrerá una distancia aproximada de 32 metros salvando una altura de 20 metros entre Menéndez Pelayo y la Avenida das Camelias. La actuación abarcará un total de 523 metros cuadrados en los que el elevador tendrá tres paradas, desde la cota de 45 metros a la de 60 metros de altura, permitiendo a medio camino el acceso a varios locales.

La capacidad de carga del ascensor será de 25 personas en cada viaje, por lo que podrá transportar a 1.700 personas a la hora. Después de las escaleras mecánicas de Porta do Sol, será la segunda actuación municipal dentro del proyecto Vigo Vertical, que tiene el objetivo de facilitar la movilidad de los peatones entre la parte baja de la ciudad y el monte de O Castro.

Vigo Vertical

El Concello ya dispone de un estudio pormenorizado en el que se detalla la inversión necesaria, en total 14,5 millones de euros, para continuar con la iniciativa ya en funcionamiento en Porta do Sol. El informe, realizado por la empresa Enxeñería e Análise Medioambiental, se denomina "Estudio de Accesibilidade Transversal na fronte litoral e de conectividade peonil no entorno do Casco Histórico de Vigo" y ofrece diferentes posibilidades para la instalación de nuevas escaleras y elevadores repartidas por cuatro áreas bien diferenciadas.

El proyecto "Vigo Vertical" se centra en un total de veinte actuaciones, dos de las cuales son las ya mencionadas y otras tres deben esperar a la conclusión de la estación intermodal de alta velocidad, por lo que todavía no se han presupuestado.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

vigo en festas 2019

vigo

  • Últimas noticias

  • Más leído