13122019Vie
Última edición: Vie, 13 Dic 2019 10am

Pepe Solla pone la alta cocina al servicio de los enfermos renales de Vigo

Con motivo del Día Mundial del Riñón, el popular chef gallego ofrecerá una demostración de cocina con un menú especial

05 Marzo 2019 por
Valora este artículo
(0 votos)
Pepe Solla, en Fitur durante la presentación de la campaña 'Fame de experiencias'. / Foto: @depo_es Pepe Solla, en Fitur durante la presentación de la campaña 'Fame de experiencias'. / Foto: @depo_es

La complejidad gastronómica que día a día sufren los enfermos renales crónicos centrará uno de los actos que enmarcan el Día Mundial del Riñón (segundo jueves de marzo). La insuficiencia renal crónica provoca que sustancias que los riñones eliminan cuando funcionan correctamente, se acumulen y sean perjudiciales para la salud, por lo que la dieta es fundamental en el tratamiento.

Así, la Fundación Renal ha organizado en Vigo una demostración culinaria en la que Pepe Solla cocinará delicias saludables aptas para estos enfermos. El chef estrella Michelín estará acompañado de una nutricionista que dará las claves para alcanzar una correcta nutrición con las limitaciones de la dieta renal. Juntos aportarán alternativas a las restricciones para que estos enfermos puedan enriquecer sus platos.

El evento tendrá lugar en el Mercado do Progreso este sábado 9 de marzo a las 11.00 horas. En él, se pondrá de relieve cómo una alimentación adecuada mejora mucho el pronóstico y retrasa la progresión de la enfermedad renal y con ello, ayuda a prevenir todas las complicaciones y el deterioro general que se derivan de esta patología.

La dieta cambia según la fase de la enfermedad y el tipo de tratamiento; por ejemplo, en los primeros estadios los enfermos tienen que tener mucho cuidado con las proteínas, mientras que cuando la función renal ya está muy disminuida o es nula, además de la estricta restricción de líquidos, los enfermos deben evitar el acúmulo de sustancias que se eliminan en la orina: sodio, potasio y fósforo. Estos minerales están presentes en gran cantidad de alimentos.

Las medidas para evitarlos no sólo afectan a la variedad de lo que pueden comer sino también a la preparación; por ejemplo: vegetales y legumbres deben estar a remojo al menos 24 horas cambiando el agua varias veces y si es posible someterlos a doble cocción, y siempre que sea posible comer alimentos frescos evitando platos preparados o precocinados. La dieta se convierte para ellos en un tratamiento que encarece la cesta de la compra y limita su participación en actos sociales “alrededor de un mantel”.

Inicia sesión para enviar comentarios

medio ambiente

accidente laboral

navidad

  • Últimas noticias

  • Más leído

Agenda

Sin eventos