09122019Lun
Última edición: Dom, 08 Dic 2019 11pm

receta

Cookies de avena y chocolate

29 Septiembre 2018 por
Valora este artículo
(0 votos)

Con la vuelta al cole regresan los quebraderos de cabeza por culpa de las meriendas escolares. Aunque siempre tenemos a disposición múltiples variedades de productos envasados, la tendencia a cuidar la alimentación de los niños (y de los mayores) nos hace buscar mejores opciones.

La bollería casera suele ser un acierto, porque además de poder controlar las cantidades de azúcares y grasas que añadimos, congelan estupendamente y podemos tener siempre disponible alguna cosa para echar mano sin recurrir a productos menos saludables.

Ingredientes para 24 galletas:
150 g de mantequilla en pomada.
150 g de chispas de chocolate.
150 g de harina de repostería.
180 g de copos de avena.
1 huevo.
160 g de azúcar moreno.
50 g de nueces.
20 g coco rallado.
1/2 cucharadita de levadura química {tipo Royal}.
1/2 cucharadita de extracto de vainilla.

Preparación:
En un bol, mezclamos en primer lugar la mantequilla con el azúcar. Añadimos entonces el huevo y la vainilla; seguimos mezclando hasta que estén los ingredientes bien incorporados.

Añadimos la harina, la levadura química, el coco rallado y las nueces {que habremos picado muy finas}. Mezclamos de nuevo.

Finalmente, añadimos los copos de avena y las chispas de chocolate. Una vez bien mezclados todos los ingredientes, introducimos la masa en la nevera durante 1 hora, para que se enfríe y sean más fáciles de formar las galletas.

Mientras, precalentamos el horno a 180ºC.

Cubrimos una bandeja de horno con papel de hornear y colocamos bolitas más o menos iguales de masa. Hay que ponerlas un poquito separadas ya que se expanden al hornear.

Horneamos durante 15 minutos a 180ºC. Este tiempo puede variar un poco dependiendo de cada horno. A mí, además me gusta ponerle 2 minutos con el calor sólo arriba para que se doren un poquito por arriba y no se tuesten demasiado por la parte inferior.

Retiramos del horno y, con cuidado, ponemos las galletas a enfriar sobre una rejilla.

Cuando estén bien frías, podemos guardarlas en una caja hermética o congelarlas. Para hacer esto último, primero las colocamos en el congelador bien separadas, en una bandeja por ejemplo y una vez congeladas las introducimos en una bolsa o recipiente hermético. Así las podremos ir sacando de una en una, unos 10 minutos antes de consumir.

Enlace de la receta.

Montse Gálvez

Blogger gastronómica, traductora y guía de turismo, residente en Vigo, que actualmente administra el blog de recetas "No sin mi taper".

nosinmitaper.blogspot.com.es
Inicia sesión para enviar comentarios

medio ambiente

navidad

  • Últimas noticias

  • Más leído

Agenda

Sin eventos