25082019Dom
Última edición: Dom, 25 Ago 2019 10am

tribuna abierta

O Marisquiño

El accidente ha revuelto los intereses políticos, y en particular los del Partido Popular, que utilizando la desgracia de las propias víctimas ha visto una posible fisura para debilitar a su gran adversario

03 Septiembre 2018 por
Valora este artículo
(0 votos)

El accidente de O Marisquiño ha revuelto los intereses políticos, y en particular los del Partido Popular, que utilizando la desgracia de las propias víctimas ha visto una posible fisura para debilitar a su gran adversario, Abel Caballero.

Sin embargo, conviene aclarar que los defectos de la estructura dañada no son nuevos y que vienen acrecentándose por la falta de mantenimiento desde hace muchos años, prácticamente desde el inicio del proyecto de Abrir Vigo al Mar, ese fiasco que en realidad ha alejado a la ciudad y a sus habitante de ese mar que la ha visto nacer y crecer, un proyecto que han propiciado personas que no han nacido en Vigo y que no aman la ciudad.

La ciudadanía viguesa ha sido testigo de los desperfectos de la plataforma de madera que terminó por venirse abajo en un desgraciado accidente que pudo haberse cobrado víctimas mortales. Recordemos que O Marisquiño se celebra en un recinto portuario y que, por lo tanto, es la Autoridad Portuaria la que gestiona esas infraestructuras.

Abel Caballero asumió la presidencia del Puerto desde el año 2005 hasta el 2007 —-dos años—-, luego estuvieron Jesús Paz Arias (2007-2009), Corina Porro (2009-2011), Ignacio López-Chaves (2011-2015), y en la actualidad Enrique López Veiga. La inmensa mayoría son personas vinculadas con el Partido Popular.

No es justo echarle la culpa al alcalde de Vigo, Abel Caballero, absolutamente dedicado al beneficio y defensa de la ciudad, ni tampoco es justo echarle ninguna culpa a la organización de O Mariquiño, que ha conseguido llevar ese certamen internacional a todos los puntos cardinales con el nombre de Vigo por delante, generando gran riqueza y trabajo.

O Marisquiño es un evento con una enorme repercusión y tiene muchos pretendientes, pero debe quedarse para siempre en la ciudad de Vigo, y cualquier ataque, sobre todo por parte del Partido Popular, debe interpretarse como una iniciativa para perjudicar a quien la representa, Abel Caballero, y también a la propia ciudad, con unos intereses políticos por encima de cualquier otra conveniencia.

La ciudadanía viguesa todavía se recuerda cuando O Marisquiño comenzó tímidamente con un evento de nieve artificial en la falda del monte de O Castro, una iniciativa de Carlos Domínguez, Pity, que bien merecería la consideración de Vigués Distinguido.

Julio Alonso

Profesor y escritor.

Inicia sesión para enviar comentarios

sucesos

transporte

celta

sucesos

patrimonio de la humanidad

  • Últimas noticias

  • Más leído

Agenda

Sin eventos