Imprimir esta página

Semana del Atlántico

Copa de España de Vaurien y Cidade de Vigo de Optimist en la Semana del Atlántico

Vaurien, Láser, 420 y Snipe, del 24 al 27 de este mes en la ría; los Optimist, el primer fin de semana de noviembre

05 Octubre 2019 por
Valora este artículo
(1 Voto)
Tone Pérez y Ana Santirso. / Foto: RCNV Tone Pérez y Ana Santirso. / Foto: RCNV

El Real Club Náutico de Vigo lanza una nueva edición de su Semana del Atlántico, la vigésima, que promete espectáculo en la ría de Vigo.

En dos fines de semana consecutivos, la centenaria sociedad que preside Rafael Tapias organizará primero la Copa de España de Vaurien y regatas de las clases 420, Snipe y Láser (24 al 27 de octubre) para del 31 de octubre al 3 de noviembre encarar la masiva competición de Optimist, el Cidade de Vigo, un año más de carácter internacional y que, de forma conjunta con el Troféu Cidade de Viana, la semana anterior en Portugal, determinará el vencedor de la Semana del Atlántico de la clase.

Concedida la organización del Mundial de Vaurien de 2021, la Copa de España, que será Open por lo que en ella podrá competir la flota lusa, será el primer examen serio para las capacidades organizativas del club pensando en el verano de 2021. Tone Pérez y Pablo Cabello, dos regatistas de referencia en el club y a nivel internacional, ya han trasladado a la directiva sus inquietudes no solo por la cita mundialista sino también para rearmar a la que, por resultados, lleva siendo la mejor flota del mundo de esta clase.

“Será nuestro primer examen para ir preparando el Mundial”, asegura Tone, quien competirá junto con Ana Santirso en la prueba viguesa. De hecho, y dando ejemplo, el suyo se ha convertido en el primer barco en inscribirse en la Semana del Atlántico 2019.

Cabello y Pérez han apuntado al vicepresidente José Antonio Portela, responsable directo de los grandes eventos de vela del Náutico, el deseo de la flota de que la competición no solo sea modélica, sino también que deje un legado. Y no es otro que en el camino al mismo se relance la flota viguesa, que estos años ha ido perdiendo regatistas de referencia (por cambio de clase o, simplemente, por el paso a un nuevo rol en el mundo de la vela). La apuesta no solo es diseñar el mejor Mundial, buscando también el récord de participación, sino implementarla con un incremento de los regatistas de Vaurien.

El Náutico ya organizó en aguas viguesas el Campeonato del Mundo juvenil de Vaurien en 1988 -se celebraba separadamente de la competición absoluta- y la primera edición del Campeonato del Mundo de Platú 25 en 2006, además de la salida de la Vuelta al Mundo de vela (la Volvo Ocean Race) en 2005.

Inicia sesión para enviar comentarios