23012020Jue
Última edición: Jue, 23 Ene 2020 8pm

La dirección de Ribera Salud, empresa propietaria del 93% de Povisa, ha negado este martes estar en manos de un fondo de inversión estadounidense y ha querido así tranquilizar a sus usuarios sobre las denuncias vertidas desde ciertos sectores sindicales y políticos, que alertaban de una posible pérdida de la calidad asistencial en el hospital.

Ribera Salud gestiona desde este martes el Hospital Povisa de Vigo tras haber recibido las autorizaciones administrativas correspondientes de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). El grupo sanitario ha formalizado así la compra del 93% del accionariado, que estaba en manos del grupo Nosa Terra XXI.

El equipo directivo de la Consellería de Sanidade y del Sergas, encabezado por su máximo responsable, Jesús Vázquez Almuiña, se reunió este viernes en Santiago con los directivos del Grupo Ribera Salud, nuevos propietarios del Hospital Povisa. En este primer encuentro, el conselleiro incidió en que la adquisición no tiene que afectar al concierto con el Sergas y que la administración continuará pidiendo su cumplimiento en los términos acordados y pactados.

La Consellería de Sanidade ha manifestado este miércoles su “firme” apuesta por garantizar la calidad y seguridad de la asistencia sanitaria y el mantenimiento de los puestos de trabajo en Povisa a pesar de la reciente venta del hospital. Según ha asegurado el titular de este departamento, Jesús Vázquez Almuíña, el Sergas exigirá a la nueva propietaria, Ribera Salud, que la atención al paciente y la calidad del empleo no se vean afectadas.

Ribera Salud ha informado oficialmente este jueves por la mañana de la compra al grupo Nosa Terra del 93% del hospital Povisa. La operación está pendiente de las autorizaciones administrativas correspondientes pero ya ha sido firmada por ambas entidades. Aunque no ha trascendido la cantidad exacta del importe de la venta, diferentes fuentes apuntan a una cifra cercana a los 22 millones de euros.

fitur 2020

sucesos

sanidad