09122019Lun
Última edición: Dom, 08 Dic 2019 11pm

Joan Salvador tiene 98 años. Desde los 50, visita el Real Monasterio de Oia regularmente porque, dice, supone un sano ejercicio de memoria tras pasar parte de su vida encerrado en esos muros que ejercieron de cárcel durante la Guerra Civil.

Han pasado 80 años desde el final de la Guerra Civil española pero la memoria de los supervivientes y el sentir de los familiares de éstos y de los fallecidos no son las únicas huellas indelebles de la historia reciente de España. Porque las paredes también guardan recuerdos, tesoros de una realidad perdida y en gran medida desconocida.

medio ambiente

navidad