19062019Mié
Última edición: Mié, 19 Jun 2019 8pm

Para el Mecalia Atlético Guardés hacer historia se está convirtiendo en una costumbre y este domingo tiene una nueva oportunidad para lograr otro hito que parecía imposible: colarse en la fase de grupos de la Copa EHF. Lo tiene al alcance de la mano, ya que le basta con mantener la ventaja lograda en la ida ante el Kuban, al que derrotó en Rusia 26-27. A Sangriña empujará para que el sueño se cumpla.

El viaje del Mecalia Guardés a Rusia, además de costoso, está siendo una odisea. La expedición gallega salió hace casi 40 horas de A Guarda y a las 11.00 horas de este sábado todavía no había llegado a su destino: Krasnodar.

El Mecalia Atlético Guardés juega este domingo un partido histórico, ya que viajará a Rusia para disputar la ida de la tercera ronda de la Copa EHF. Allí le espera el Kuban de Krasnodar, que ha decidido promocionar el encuentro contra las gallegas tirando de tópicos españoles.

5.200 kilómetros separan A Guarda de Krasnodar. Pero sólo dos partidos distancian al Mecalia de su clasificación para la fase de grupos de la Copa EHF. El Kuban ruso será el último escollo de las jugadoras entrenadas por José Ignacio Prades, tal y como ha deparado el sorteo celebrado este martes en Viena.

La historia del Guardés se escribe en A Sangriña. Con la celebración de la primera Liga aún reciente y tras vivir a principios de año una remontada memorable en la Copa de la Reina, el “inferno” de A Sangriña ha presenciado este domingo un nuevo hito en el seno del Guardés: la clasificación para la tercera ronda de la Copa EHF. Las de Prades dieron la vuelta a un marcador adverso encajado en Austria (22-20) y se impusieron a un mítico del balonmano europeo, el Hypo, sin que le temblase el pulso: 28-22, 15-10 al descanso.

san juan

obras

serie

sucesos