08122019Dom
Última edición: Dom, 08 Dic 2019 12pm

¿No quieres caldo? Pues como dice el refrán, toma dos tazas. En este caso, quince días sin parar de llover. Lejos de mejorar, las previsiones apuntan a que esta misma semana entrará otra borrasca, que además de lluvia traerá olas a la costa, viento y frío. Lo bueno, sin ninguna duda, es que las presas de Eiras y Zamáns están a tope y, por lo tanto, agua asegurada para seis meses más.

La borrasca que cruza Galicia dejó este sábado uno de los registros de más lluvia del año en Vigo. La estación meteorológica de Peinador marcó 53 litros por metro cuadrado y en la ciudad la cifra se situó en más de 45 litros. A partir de este domingo lloverá menos, pero ahora bajarán las temperaturas.

Vigo ha vivido un miércoles especialmente inhóspito. La borrasca que ha pasado hoy por la ciudad, la segunda esta semana, ha dejado un ambiente muy desapacible con vientos que han alcanzado los 90 kilómetros por hora en la estación meteorológica situada en las islas Cíes y los 80 km/h en la del campus universitario. Dentro del área metropolitana, Oia ha vuelto a registrar la mayor racha, de 106 km/h.

El verano parece resistirse en las Rías Baixas y desde que comenzó hace ya más de un mes apenas se han registrado cuatro días seguidos con sol y buenas temperaturas. Este lunes volverá a ocurrir. Bajada de temperaturas y precipitaciones débiles, aunque durará poco.

Aunque a principios de semana el pronóstico del tiempo vaticinaba lluvias débiles e intermitentes para los próximos días, los modelos han avisado en las últimas horas del acercamiento de una borrasca con aire frío en altura que pasará muy cerca de Vigo este jueves y que dejará precipitaciones intensas y vientos fuertes a lo largo de esa jornada.

medio ambiente

navidad