18092019Mié
Última edición: Mar, 17 Sep 2019 8pm

Los trabajadores de la zona azul de Vigo siguen sumando días de huelga sin recibir una solución al conflicto que se inició desde que ocho empleados de la empresa concesionaria, Dornier, fueron despedidos en julio. Y siete de ellos, además, llevan en huelga de hambre desde el martes. Por ello, han recibido la visita de los médicos para asegurarse de que su estado de salud no corre peligro.

Marea de Vigo ha amenazado este miércoles con demandar al Concello por la adjudicación otorgada a la empresa Dornier en el último concurso de la zona azul. La formación ha advertido de la existencia de informes municipales que desaconsejaban dar esa concesión a esta compañía. Sin embargo, el portavoz del grupo municipal, Rubén Pérez, ha denunciado que esos documentos fueron “retirados”.

O persoal de Dornier, a empresa concesionaria que explota o servizo da Xestión do Estacionamento Regulado (XER) de Vigo vén de acordar o inicio dunha folga de fame que comezará este martes, así como un peche indefinido nas instalacións que a empresa ten na rúa Pracer. A acción prodúcese cando os traballadores están a piques de chegar aos 80 días de paro sen que as súas reivindicacións sexan atendidas.

Los trabajadores de la zona azul de Vigo no han aguatando más y han iniciado este jueves un encierro en el interior del Concello para exigir “explicaciones” sobre el motivo por el cual el Concello no termina de proporcionar una solución al conflicto que se arrastra en la ciudad con la concesionaria de la XER.

La huelga indefinida en la empresa Dornier, concesionaria de la zona azul en Vigo, camina irremediablemente hacia los 50 días de paro, con la mayoría de sus trabajadores todavía en pie de guerra. Hasta el momento se han desmarcado de las protestas seis empleados, que no se están viendo afectados por el mes y medio que el resto de compañeros llevan sin cobrar su nómina.

movilidad

marítima

semana europea de la movilidad