08122019Dom
Última edición: Sáb, 07 Dic 2019 7pm

Habrá que esperar unos días más para admirar Vigo y su ría desde lo alto de la noria y para visitar el mercadillo de la Alameda. Y es que el mal tiempo ha jugado una mala pasada a estos dos elementos navideños situados en la plaza de Compostela y su entorno. El Concello se ha visto obligado a cancelar la inauguración que estaba prevista para este domingo a las 18.30 horas y ha decidido reprogramarla para el miércoles 27 de noviembre.

La alerta amarilla anunciada para este viernes en Vigo –que luego se elevó a naranja en el mar- ha dejado una nueva jornada de incidencias en la ciudad, que se suman a las vividas la semana pasada por la entrada de una borrasca. En esta ocasión, al margen de las habituales ramas caídas, contenedores volcados y objetos que han salido volando por el aire, el suceso más destacado se ha producido sobre el asfalto.

La borrasca ‘Cecilia’ empezó a azotar con fuerza esta pasada noche pero la previsión apuntaba a que la peor parte llegaría durante el día. Y así está siendo. Vigo está notando especialmente sus efectos en las últimas horas y las consecuencias se han podido apreciar en incidentes de distinta índole. Tras una madrugada sin apenas salidas, los bomberos y la Policía Local han tenido más trabajo al amanecer.

Olas de 9 metros, inundaciones en zonas del litoral y desbordamiento de ríos. Las previsiones meteorológicas para las próximas horas en las Rías Baixas y el resto de Galicia han obligado a activar la Alerta Roja.

¿No quieres caldo? Pues como dice el refrán, toma dos tazas. En este caso, quince días sin parar de llover. Lejos de mejorar, las previsiones apuntan a que esta misma semana entrará otra borrasca, que además de lluvia traerá olas a la costa, viento y frío. Lo bueno, sin ninguna duda, es que las presas de Eiras y Zamáns están a tope y, por lo tanto, agua asegurada para seis meses más.

medio ambiente

navidad