14102019Lun
Última edición: Dom, 13 Oct 2019 9pm

Una cadena humana simbolizó este lunes por la tarde la oposición al túnel de la Porta do Sol y, al mismo tiempo, el arranque de una semana llena de reivindicaciones para alertar y concienciar sobre la crisis climática que está padeciendo el planeta. Sus promotores formaron un “abrazo colectivo” en la zona por la que discurrirá el futuro paso subterráneo para representar así su unión contra el proyecto de Abel Caballero, que no está dispuesto a renunciar a él.

El colectivo Vigo Histórico se vuelve a movilizar este lunes en su lucha contra la construcción de un túnel bajo la Porta do Sol. Esta vez será una cadena humana entre el Sireno y el Olivo para "visibilizar o espazo de conviencia que se estregará co túnel".

El proyecto del Concello de Vigo para soterrar el tráfico en la Porta do Sol y de esa manera peatonalizar esta zona céntrica de la ciudad recibió este jueves el rechazo frontal de cientos de vecinos que se concentraron en el Paseo de Alfonso XII para pedir una peatonalización sin paso subterráneo. Aunque el alcalde, Abel Caballero, redujo la oposición a sus planes a “movimientos políticos”, que también estuvieron presentes, las inmediaciones del Olivo reunieron al atardecer a un gran número de vecinos.

El Paseo de Alfonso de Vigo acogerá este jueves una fiesta protesta con diferentes actuaciones para oponerse al proyecto del Concello con el que pretende unir la calle Elduayen y Policarpo Sanz mediante un túnel.

Vecinos y comerciantes del Casco Vello han lanzado una campaña contra el túnel que el Concello de Vigo prevé construir en la Porta do Sol para peatonalizar esa céntrica zona de la ciudad. Según argumentan, la obra es innecesaria si lo que se persigue es retirar el tráfico rodado de la superficie y además alertan del posible daño que se puede provocar al patrimonio histórico con las excavaciones.

vigo

economía

economía