24032019Dom
Última edición: Dom, 24 Mar 2019 11am

Con sufrimiento y pasando apuros el Guardés ha sumado esta sábado dos puntos en A Sangriña. Las de Prades, con poca contundencia, dieron alas a un Morvedre joven, con ganas y guerrero que solo se vio superado con claridad en los últimos minutos del partido (27-21, 13-11 al descanso).

A retener puntos en A Sangriña

Publicado en Balonmano
16 Marzo 2019

Hay que remontarse al 12 de enero para encontrar en el casillero del Guardés los últimos puntos sumados como local. La victoria ante el Granollers (31-29) vino seguida por dos derrotas consecutivas por la mínima contra Zuazo y Alcobendas. Con esta racha, el Mecalia ha tenido que buscar lejos de su ‘infierno’ las alegrías. Y aunque romper la dinámica negativa costó, por fin se logró en la pasada jornada en Málaga (26-34).

Treinta y cinco minutos y veintitrés segundos tardó el Guardés en alcanzar en el marcador al Alcobendas (14-14). Este es tan solo un dato anecdótico que refleja el bajo momento de juego que atraviesan las de Prades. Este sábado, el Mecalia ha sumado ante el equipo madrileño su sexta derrota de la temporada, tercera de manera consecutiva. Y lo doloroso es que, incluso habiendo trabajado duro para lograr una renta de cuatro tantos al filo del minuto 45 (20-16), las locales se mostraron incapaces de rematar a un conjunto que hasta la fecha solo había ganado un partido.

Tras la derrota en San Sebastián contra el Bera Bera, la lógica apunta a un final de Liga sin posibilidades de título para el Guardés. Pero, en el vestuario del Mecalia, no se ha hablado esta semana “ni de objetivos ni de renunciar a nada”, confiesa José Ignacio Prades. El técnico se muestra realista y señala que lo primero es trabajar en recomponerse: “Tenemos que levantarnos, no hemos dejado de saber cómo se juega a balonmano en dos semanas”, recuerda. Con esta realidad, el conjunto gallego recibe este sábado al Helvetia Bm. Alcobendas de Cristina Cabeza.

Un gol de la pivote internacional Ainhoa Hernández a falta de seis segundos para finalizar el partido enmudeció a la afición que se mostró animosa en A Sangriña. El cuarto tanto de la ‘Guerrera’ daba al Zuazo una justa y merecida victoria por la mínima (25-26, 14-14). El Guardés, que en ningún momento se mostró seguro ni convencido de su juego y con una defensa que no rindió a su nivel habitual, encaja su cuarta victoria del curso y mira desde la distancia y con 21 puntos al liderato que comparten Super Amara Bera Bera y Rocasa Gran Canaria ACE con 25.

medio ambiente

sanidad

música