12112019Mar
Última edición: Lun, 11 Nov 2019 7pm

La fiesta por la consecución de la clasificación para Europa vivió su punto álgido en Praza América. Hasta allí llegaron los jugadores en un autobús descapotable y fueron entrando en el escenario uno por uno al ser presentados por los 'speakers'. En la espera entre bambalinas se produjeron algunas anécdotas.

El Celta cumplió el objetivo que se había marcado esta jornada y lo hizo gracias a Nolito, que con su gol ante el Málaga se convirtió en el alma de la fiesta europea. Los de Berizzo hicieron sus deberes y se aprovecharon del empate del Athletic en Las Palmas para recuperar la quinta plaza. El tanto del gaditano llegó a la media hora tras una fantástica combinación con Orellana y Iago Aspas. En la segunda parte, los celestes supieron mantener su ventaja y no aguar la fiesta a su afición.

Tras las celebraciones en el propio estadio de Balaídos, la fiesta europea del Celta se trasladó a Praza América, lugar emblemático para el celtismo, donde los jugadores se dirigieron a los aficionados que allí se encontraban.

El Celta celebró por todo lo alto este domingo en Balaídos su clasificación para Europa diez años después. Y los encargados de darle la bienvenida a la competición continental a los celestes llegaron desde el cielo. La victoria sobre el Málaga (1-0), con gol de Nolito, y el empate del Athletic devuelven al equipo a la quinta plaza.

El celtismo vivirá este domingo una jornada grande con los festejos que ha preparado el club para celebrar el regreso a Europa. Pero sobre el césped no habrá tiempo para celebraciones durante los 90 minutos que dure el partido ante el Málaga. El Celta necesita ganar para asegurar la sexta plaza y para seguir aspirando a la quinta, ya que para alcanzarla ya no depende de sí mismo tras su pinchazo en San Mamés.

sucesos

mar

navidad