20102019Dom
Última edición: Sáb, 19 Oct 2019 8pm

El concejal popular, Diego Gago, ha exigido este lunes al gobierno local la apertura de las pistas de atletismo de Balaídos tras conocerse que durante el mes de agosto permanecerán cerradas, hecho que provocará que multitud de deportistas vigueses vean trastocados sus planes de preparación de cara a próximas competiciones, algunas de ellas internacionales.

El concejal del Partido Popular de Vigo Diego Gago ha solicitado al gobierno local un plan municipal de dinamización para el turismo de cruceros, “que trae a Vigo más de 180.000 visitantes al año”. “Estos cruceristas, según diversos estudios, invierten una media de 50 euros, lo que significa un gasto de 9 millones anuales. Por desgracia, ni desde la Alcaldía ni desde la concejalía de Turismo existe ningún programa de actividades para aumentar el grado de satisfacción y conexión de los turistas con Vigo”, ahonda.

El concejal Diego Gago ha denunciado este sábado el “estado de deterioro” en el que se encuentra las playas de Samil y de O Vao ante el comienzo de una nueva temporada de verano. En este sentido, el edil popular a recordado que ya el año pasado, y a petición de los propios vecinos, su grupo había solicitado un informe urgente de los servicios municipales y un programa de inversiones capaz de solventar de manera inmediata todas las deficiencias que presentaba la zona. “Basta con pasear por las dos playas para comprobar que no nos han hecho ni caso”, apunta.

El concejal Diego Gago ha destacado este viernes que Vigo “ha perdido más de 26.000 jóvenes” desde que Caballero es alcalde. El edil popular ha realizado estas declaraciones en una visita a la Casa da Xuventude, que ha puesto como ejemplo del “desmantelamiento de las políticas de juventud por parte de este gobierno municipal”.

El concejal popular, Diego Gago, reclamó este miércoles a Abel Caballero que escuche a los vecinos de Coruxo, situando la elección de la playa para perros como “un nuevo ejemplo de autoritarismo” de un alcalde “incapaz de dialogar con nadie ni de llegar a ningún tipo de acuerdo”. “La realidad es que una vez más ni la sociedad civil, ni los usuarios ni los vigueses han sido escuchados en una decisión que se adopta de forma unilateral y sin diálogo”, ahonda.

sucesos

economía

economía