15102019Mar
Última edición: Mar, 15 Oct 2019 7pm

El Grupo Avanza Vitrasa se ha sumado al proyecto deportivo del Iberconsa Amfiv y, desde esta temporada se convertirá en nuevo patrocinador del conjunto vigués de baloncesto en silla. Después de haber visto su futuro en entredicho, el club coge aire gracias al apoyo de dos empresas de la ciudad.

El conjunto vigués no tuvo excesivos problemas para confirmar una campaña más su hegemonía en el baloncesto en silla de ruedas autonómico y, a pesar de llevar apenas cuatro días entrenando, superó con notable claridad a un buen Basketmi para alzarse con otra edición de la Copa Galicia.

A la espera de conocer en las próximas semanas qué sucede con el visado del argentino Franco Alessandrini, el Iberconsa Amfiv ya tiene su plantilla cerrada para comenzar este martes los entrenamientos de pretemporada tras concretar la entidad presidida por José Antonio Beiro la incorporación de dos jóvenes talentos de la cantera británica, los campeones del mundo Sub 23 Lewis Edwards y Sam Mack.

César Iglesias ya tiene su primera cara nueva para la próxima temporada después de que el Iberconsa Amfiv concretase en las últimas semanas las renovaciones de los jugadores de la casa (Alejos, Cronau, Envó y Vilas), la columna vertebral del proyecto para la nueva campaña. Se trata del primer fichaje, el jugador que intentará llenar el enorme hueco dejado en la plantilla viguesa tras la decisión del mexicano Zavala de aceptar la oferta de trabajo del Servigest Burgos. Y, curiosamente, el elegido para llevar a cabo tan difícil misión será un compatriota del ‘Chava’ Zavala, el también mexicano Salvador Sandoval.

Iberconsa y Amfiv seguirán juntos al menos una temporada más. Ambas partes han decidido ejecutar la cláusula de renovación del patrocinio establecida hace un año, cuando la empresa viguesa apareció, en uno de los momentos económicamente hablando más delicados en la historia del club, para convertirse en su patrocinador principal y dar un poco de aire a un proyecto en serias dificultades ante la falta de apoyos privados.

vigo

economía

economía