16112018Vie
Última edición: Vie, 16 Nov 2018 2pm

El Iberconsa Amfiv repite este sábado ante su público. Después de haber ganado hace siete días al BSR Ace Gran Canaria (61-56), el conjunto vigués recibe este sábado en el Pabellón Pablo Beiro a partir de las 19.00 horas a un recién ascendido como el Fundación Vital Zuzenak.

El Iberconsa Amfiv mejoró su acierto en los lanzamientos, de la mano sobre todo del japonés Naohiro Murakami, muy fino ante el aro rival con un destacado 8 de 12 en tiros de 2 puntos (67% de acierto), y recuperó su mejor versión en defensa para conseguir un trabajadísimo triunfo ante un siempre complicado BSR Ace Gran Canaria. Los isleños, con su habitual intensidad defensiva, exigieron un tremendo esfuerzo físico a los vigueses, que supieron sufrir en los últimos instantes para sobrevivir a más de cinco minutos sin anotar en la recta final del choque y sumar una importante victoria.

El Pabellón Pablo Beiro acogerá este sábado a partir de las 19:00 horas el encuentro correspondiente a la cuarta jornada en la División de honor de baloncesto en silla de ruedas, un partido en el que el Iberconsa Amfiv tratará de recuperar las buenas sensaciones y reencontrarse con la victoria.

El Iberconsa Amfiv viajaba a Bilbao con la esperanza de aprovechar las posibles dudas del equipo local, que había caído en sus dos primeros compromisos de la temporada ante el Mideba y el BSR Ace Gran Canaria, y añadir un nuevo triunfo a su casillero tras el conquistado en Málaga en la jornada inaugural. Sin embargo, el Bidaideak no dio opción y completó un partido muy serio para olvidar su mal comienzo de temporada. Esto, unido a las facilidades dadas en defensa por el conjunto vigués y a su desacierto en ataque, derivó en que los pupilos de César Iglesias se quedasen pronto sin posibilidades de pelear por la victoria y los locales se anotasen la victoria con más facilidad de lo esperado.

El Iberconsa Amfiv plantó cara a uno de los equipos llamados a pelear esta campaña por todos los títulos en juego y, de hecho, al comienzo del último cuarto llegó a colocarse a sólo cuatro puntos de distancia (48-52, min.31). Pero el Mideba, un martillo pilón más pesado que un bocadillo de bica, lejos de ponerse nervioso reaccionó con un parcial de 2-10 para decantar definitivamente el encuentro de su lado.

salud

celta

espectáculos

economía

sucesos