13112019Mié
Última edición: Mar, 12 Nov 2019 9pm

El Celta ha respondido al Concello de Vigo negando las afirmaciones del alcalde sobre el número de butacas afectadas por la deficiente sustitución de asientos llevada a cabo en Río Bajo. El club asegura que ha efectuado mediciones en 1.771 localidades de la grada y que, a falta de medir el resto, la media de separación entre las filas es de 18,69 centímetros.

El Concello de Vigo actuará sobre 338 de las 5.800 nuevas butacas de Río Bajo por la falta de espacio existente entre filas para que los espectadores se sienten cómodamente. Según ha asegurado el alcalde en rueda de prensa este viernes, la empresa encargada de la obra, a la que ha acusado de las deficiencias, será la encargada de asumir los trabajos y el coste que ellos conlleven.

El comunicado emitido por el Celta este miércoles, criticando el resultado de la sustitución de las butacas de Río Bajo, ha obtenido el respaldo de la máxima representación de los aficionados. Tras hacer públicas sus quejas de forma oficial, el club vigués ha compartido en sus redes sociales un vídeo en el que entrevista al presidente de la Federación de Peñas, Pepe Méndez, y en el que se pueden ver imágenes de la visita que hicieron algunos aficionados a la grada.

Ya ocurrió con Río Alto pero la experiencia no ha servido para evitar que Río Bajo sufra nuevamente las quejas del celtismo. La sustitución de las butacas de esta zona del estadio de Balaídos, completada hace pocas semanas, ha vuelto a recibir duras críticas por algunos aficionados y por el propio club ante la falta de espacio existente entre filas.

La Policía Local de Vigo detuvo este fin de semana a un hombre por agredir a una mujer que estaba trabajando en una cafetería de Balaídos.

mar

navidad