23012020Jue
Última edición: Jue, 23 Ene 2020 2pm

Este estadio es una ruina

Publicado en Opinión
06 Agosto 2019

En agosto de 2014 se podía leer una noticia donde se hablaba del comienzo inminente de las obras de remodelación del estadio de Balaídos. Se decía también que las obras comenzarían por las gradas de Tribuna y Río, para en una segunda fase abordar las de Gol y Marcador derribándolas y construyendo unas nuevas para acercarlas al terreno de juego. Por último se hacía mención a que la reforma iba a costar a las arcas del Concello vigués 25 millones de euros y las obras iban a estar finalizadas a principios de 2017.

Después de la visita que el Celta organizó con las peñas para que comprobaran en primera persona la falta de espacio en las nuevas butacas de Río Bajo, el Concello de Vigo convocó este martes a los aficionados a su particular jornada de puertas abiertas. Representantes de más de una docena de colectivos acudieron a Balaídos, donde les esperaban el concejal de Deportes, Manel Fernández, y técnicos de la obra.

El Celta emitió anoche un comunicado para informar a sus abonados de que las gradas de Río Alto y Río Bajo permanecerán cerradas durante el Memorial Quinocho que se disputará el 10 de agosto en Balaídos contra la Lazio. El club ha responsabilidad de ello al Concello de Vigo, que debe acometer la reparación de las deficiencias existentes en las nuevas butacas de Río Bajo.

El Celta ha extendido a la grada de Río Bajo la restricción de acoger a nuevos abonados que ya había implantado en Marcador y Fondo, por las futuras obras, y en la bancada de animación, al tener el aforo ya completo. El club está comunicando a los aficionados que están mostrando su deseo en hacerse socios de Río Bajo que deben escoger otra zona del estadio a raíz de los problemas que ha causado la mala colocación de las butacas.

El Celta ha respondido al Concello de Vigo negando las afirmaciones del alcalde sobre el número de butacas afectadas por la deficiente sustitución de asientos llevada a cabo en Río Bajo. El club asegura que ha efectuado mediciones en 1.771 localidades de la grada y que, a falta de medir el resto, la media de separación entre las filas es de 18,69 centímetros.

fitur 2020

sucesos

sanidad