22072019Lun
Última edición: Lun, 22 Jul 2019 2pm

El Celta seguirá un año más en la máxima categoría del fútbol español. Lo hará después de una temporada para olvidar en la que Iago Aspas salvó al club del infierno. El último partido en Balaídos se convirtió en otro quiero y no puedo, con nervios y errores en todas las líneas, pero sobre todo con silbidos de Balaídos al equipo.

Iago Aspas se convirtió este sábado en el primer futbolista español que gana tres veces, de forma consecutiva, el Trofeo Zarra, premio que se otorga al máximo goleador español en Primera División. A pesar del trofeo, el empate ante el Rayo le dejó un mal sabor de boca.

Si las cosas funcionan, ¿para qué cambiarlas? El Celta ofreció a sus aficionados choripanes y cerveza gratis para la trascendental previa contra el Barcelona, que se fue de Vigo con derrota, y este sábado repetirá la fórmula ante el Rayo Vallecano, en un encuentro que tiene que servir para hacer que la permanencia deje de ser virtual para convertirse en real.

La instalación de los nuevos asientos de Río Bajo al fin tiene fecha de inicio para las obras. Será el próximo lunes 20 de mayo, una vez que el Celta haya concluido el campeonato liguero. Aunque el alcalde de Vigo, Abel Caballero, había defendido que la sustitución de las butacas era compatible con la celebración de los partidos, finalmente ha preferido esperar a que acabara la competición.

El Celta tiene la permanencia virtualmente ganada pese a completar un partido horrible en San Mamés. La victoria del Levante deja al Girona prácticamente descendido. Los vigueses estarían salvados aun perdiendo con el Rayo en la última jornada gracias al gol-average.

vigo en festas 2019

vigo