12112019Mar
Última edición: Lun, 11 Nov 2019 7pm

Mutismo absoluto. Esa ha sido la reacción de Abel Caballero este miércoles tras las duras declaraciones formuladas este martes por el presidente del Celta, Carlos Mouriño, que acusó al alcalde de Vigo de mentirles reiteradamente con todo lo relacionado con las reforma del estadio de Balaídos. Además, el propietario del club avisó de que las obras podían acabar en el juzgado por un posible incumplimiento del convenio de concesión.

Hace un par de semanas el alcalde de Vigo, Abel Caballero, se mostró dispuesto al diálogo con el presidente del Celta, Carlos Mouriño. Y este martes ha sido el mandatario celeste el que ha hecho lo propio. No obstante, a pesar de esta predisposición no parece que se vaya a producir ninguna reunión más allá de las palabras.

El conflicto entre el Celta y el Concello de Vigo podría acabar en los juzgados debido a los “incumplimientos” que el club aprecia en la reforma de Balaídos, que aparte de deficiencias acumula múltiples retrasos. El presidente de la entidad, Carlos Mouriño, ha desvelado este martes que ha pedido un informe jurídico para saber si es legal que el Ayuntamiento ejecute las obras sin el consentimiento del Celta como concesionario del estadio.

El presidente del Celta, Carlos Mouriño, cargó de nuevo este lunes contra el alcalde de Vigo, Abel Caballero, a cuenta de la reforma del estadio de Balaídos. En esta ocasión lo hizo a través de un comunicado y solo unas horas antes de comparecer ante los medios de comunicación en una conferencia de prensa anunciada días antes.

La Federación de Peñas del Celta ha descartado esperar al final de la presente temporada para empezar la reforma de Marcador tal y como planteaba el alcalde de Vigo, Abel Caballero, que pidió a los seguidores celestes que eligieran entre esta posibilidad y la de iniciar la demolición de la grada en marzo.

sucesos

mar

navidad