16112019Sáb
Última edición: Vie, 15 Nov 2019 6pm

Sergio Álvarez regresó el pasado domingo a la titularidad debido a la ausencia de Rubén Blanco, que cayó lesionado en el calentamiento previo al partido y estará 15 días de baja. A pesar de que dejó la portería a cero, no fue un retorno feliz para el de Catoira. El Celta no pudo pasar del empate ante el colista y tuvo que escuchar los pitos de un sector de la afición.

El Celta se encuentra a solo cuatro puntos de Europa, pero parece que ha cundido el pesimismo entre un sector de la afición. Los pitos han dejado de ser una anécdota y tras el empate ante el Málaga, Hugo Mallo respondió a estás críticas de un modo contundente al señalar que "los silbidos me tocan los huevos". Pues bien, los peñistas celestes comprenden al capitán, aunque algunos no comparten sus formas, y consideran que la hinchada celeste se ha acomodado y ha olvidado el pasado del club.

La asistencia a Balaídos cae en picado y nadie hace nada para remediarlo. El pasado lunes, en el partido en Las Palmas, solo había 11.276 espectadores en las gradas del estadio vigués, una triste realidad que confirma una tendencia que ya viene desde tiempo atrás.

Escoitamos, el nuevo servicio que ha puesto en marcha el Celta para atender a sus aficionados, ha comenzado con buen pie en líneas generales. Así se desprende del balance que hace el club en los primeros días de vida de la iniciativa y así lo atestiguan las valoraciones de los seguidores del equipo vigués.

La afición del Celta es la tercera de Europa que más kilómetros debe recorrer para poder animar a su equipo allá donde vaya, tal y como revela el informe del buscador de viajes Gopili.es, que ha creado un ranking de los seguidores de fútbol “más viajeros del continente”.

vigo

tecnología

navidad