26042019Vie
Última edición: Jue, 25 Abr 2019 7pm

Pedro Sánchez, Gonzalo Caballero y, por supuesto, su tío Abel Caballero fueron los protagonistas este martes de la jornada política en Vigo con un mitin que abarrotó el Auditorio de Beiramar y una sonora protesta a sus puertas.

 

El Trofeo Jesús Betanzos de Láser, organizado el Liceo Marítimo de Bouzas, se saldó con cinco pruebas en el haber de los resultados, tres el sábado durante las horas vespertinas y otras dos en el mismo tiempo este domingo, todo ello gracias al buen hacer del Comité de la regata y sus muchas horas en el agua, así como a la paciencia de los regatistas que aguantaron estoicamente frío, lluvia y hasta cierto mar de fondo causado por la inestabilidad atmosférica.

En campaña electoral es necesario que los políticos midan sus palabras al milímetro. Abel Caballero está poniendo empeño en muchas de sus habituales ruedas de prensa, pero en otras no ha tenido tanto tino. De hecho, el PP ya le ha denunciado en cinco ocasiones ante la Junta Electoral de Zona y en esas cinco el alcalde de Vigo ha sido apercibido por los jueces. No obstante, todas las veces el regidor vigués ha eludido la sanción.

Con dos meses de retraso, pero con mucho júbilo, ha recibido el alcalde de Vigo el dictamen del Consejo de Estado que debía pronunciarse sobre la obligación de los miembros de los ayuntamientos de comparecer ante una comisión de investigación de ámbito autonómico. Este informe había sido pedido por Abel Caballero, que se amparaba en la autonomía de las administraciones locales para no declarar en la comisión de O Marisquiño, algo que finalmente no pudo evitar al no llegar a tiempo el documento.

Conducir un coche de carreras a toda velocidad en el centro de Vigo ya es posible. De forma virtual, claro. Pero también de modo muy verosímil, gracias a la tecnología de realidad virtual en 3D que ofrece Inmersia, el primer centro de ocio de estas características de Galicia, que permite a los usuarios ponerse a los mandos de un bólido, subirse a una montaña rusa o volar entre los edificios de la ciudad olívica.

sucesos

fiesta

patrimonio

gastronomía