24052019Vie
Última edición: Jue, 23 May 2019 11pm

Álex López se define como “cabezota” y “orgulloso”. Y quizás eso le impide arrojar la toalla. El ferrolano sabe que Juan Carlos Unzué no cuenta con él y que tendrá muy complicado disponer de minutos durante la temporada 2017-18. Y a pesar de ello se mantiene firme con su deseo de continuar en la disciplina del Celta.

De todos los jugadores que están entrenando desde este lunes a las órdenes de Juan Carlos Unzué sólo hay uno que lo hace sabiendo que el entrenador no cuenta con él. Ése es Álex López. El ferrolano conoce la situación pero se ha negado a salir cedido de nuevo, por lo que sólo contempla quedarse en el Celta o marcharse traspasado.

La secretaría técnica del Celta vive días de mucho movimiento. Aparte de preparar algunos aspectos de la pretemporada, el departamento que coordina Felipe Miñambres está inmerso en un mercado de fichajes que genera mucho trabajo tanto en llegadas como en salidas. Sobre todo en estas últimas teniendo en cuenta que el club tiene exceso de efectivos.

Álex López jugará en el Real Valladolid la próxima temporada. Lo hará en calidad de cedido, pero el próximo verano podría ser ya propiedad del conjunto pucelano, ya que el acuerdo al que han llegado ambos clubes este miércoles contempla una opción de compra obligatoria si el equipo blanquivioleta asciende a Primera División. Eso sí, el Celta también se reservaría en ese caso una posibilidad de recompra con una ampliación de contrato de tres temporadas.

Álex López está a un paso de marcharse cedido al Real Valladolid. Si se completa esta operación, el ferrolano, que no entra en los planes de Eduardo Berizzo, se pondría a las órdenes de Paco Herrera, el entrenador que le dio continuidad en el Celta.

obras

sucesos

solidaridad