26092018Mié
Última edición: Mar, 25 Sep 2018 8pm

Piragüismo

Óscar Graña y Ramón Ferro se llevan la plata en el Mundial de maratón

Los palistas del Kayak Tudense lograron este domingo en Brandeburgo su undécima medalla mundial en C-2. Iván Alonso y Diego Piña fueron quintos en K-2

18 Septiembre 2016 por
Valora este artículo
(0 votos)
Óscar Graña levanta el brazo tras la llegada a meta. Abajo, ambos palistas posando y en uno de los porteos de la prueba. / Foto: KT Óscar Graña levanta el brazo tras la llegada a meta. Abajo, ambos palistas posando y en uno de los porteos de la prueba. / Foto: KT

Óscar Graña y Ramón Ferro lograron la medalla de plata en el Campeonato del Mundo de maratón en la especialidad de C-2, lo que supone su undécima presea en esta competición en los últimos doce años. Su embarcación solo fue superada por los húngaros Marton Kover y Adam Docke, que defendían el título logrado la temporada pasada en Hungría y que eran los grandes favoritos. La lucha por la medalla de oro estuvo entre estas dos embarcaciones. Por su parte, Iván Alonso y Diego Piña finalizaron en el quinto lugar en K-2. La prueba resultó muy igualada, ya que hasta siete embarcaciones tuvieron opciones de victoria en el tramo final de la regata. Se impusieron los sudafricanos Hanck Mc Gregor y Jasper Mocke.

Óscar Graña y Ramón Ferro lograron una meritoria medalla de plata en C-2. Solo los húngaros Marton Kover y Adam Docke, que revalidaron el título logrado el año pasado, fueron capaces de superarles. Entre ambos barcos existió una diferencia de 33 segundos, algo que se puede considerar irreal. Los palistas del Kayak Tudense compitieron con ellos hasta los últimos 250 metros. Después, sabían que no tenían muchas opciones, ya que sus rivales son mucho más rápidos en la llegada. Los dos barcos se distanciaron de los demás de forma clara. Los también húngaros Zoltan Koleszar y Bence Bori fueron terceros, a más de un minuto de los primeros.

La experiencia y la estrategia les funcionó a la perfección a Óscar Graña y Ramón Ferro. Sabían que debían marcar a los actuales campeones del Mundo, ya que eran los grandes favoritos. En esa lucha fueron eliminando adversarios hasta quedarse solo ambas embarcaciones en la lucha por la medalla de oro. Los componentes del Kayak Tudense aguantaron el ritmo y después no arriesgaron. Tuvieron que pasar por alguna dificultad. Una de las más importantes sucedió en uno de los porteos, cuando uno de sus adversarios estuvo a punto de hacerles caer al agua.

La trayectoria deportiva de Óscar Graña y Ramón Ferro se consolida como una de la más importantes en el mundo del piragüismo. Iniciaron su colección de medallas en 2004, cuando lograron el bronce en el Mundial de Noruega. Han sido campeones en tres ocasiones y en Brandeburgo lograron su undécima presea mundialista. El año pasado, en Hungría, conquistaron la medalla de bronce. A esta temporada hay que añadirle el subcampeonato de Europa en Pontevedra.OSCAR GRANA Y RAMON FERRO

Mientras tanto, Tono Campos y José Manuel Sánchez, los dos palistas del Breogán de O Grove, finalizaron en quinta posición. Sus opciones de estar el podio se desvanecieron en los primeros momentos de la regata. No lograron colocarse en el grupo que lideró la prueba y la desventaja fue aumentado hasta quedarse sin posibilidades de incorporarse a esa lucha. Ocuparon el quinto puesto en la clasificación final, a casi tres minutos de los ganadores. Tono Campos había logrado el día anterior proclamarse subcampeón del Mundo en la modalidad de C-1. Junto a José Manuel Sánchez conquistó esta temporada el título de campeón de Europa en Pontevedra.

Iván Alonso y Diego Piña finalizaron quintos en K-2. A pesar de estar en la lucha hasta el tramo final, los actuales campeones de Europa no fueron capaces de superar a sus rivales en una regata extraña. En pocos mundiales se ha podido ver hasta siete embarcaciones que llegaban al momento decisivo con opciones. Se puede considerar como algo inédito. Hanck Mc Gregor y Jasper Mocke, de Sudáfrica fueron los ganadores. El segundo puesto lo ocupó Adrian Boros y Laszlo Solti, de Hungría, y el tercer puesto fue para los también sudafricanos Andrew Bikett y Louis Hatting.

Los palistas del Kayak Tudense se mantuvieron durante casi 30 kilómetros en el grupo de los favoritos. La prueba hizo una selección muy numerosa. En algunos momentos llegaron a ser diez las embarcaciones que pasaban juntas por los porteos, algo que se puede considerar de alto riesgo. El espacio obliga a maniobras peligrosas y arriesgadas.

En las últimas dos vueltas el grupo quedó reducido a siete participantes. Para tratar de que fueran menos, los tudenses imprimieron un fuerte ritmo después de salir del último porteo. Su objetivo era distanciarse de sus adversarios, pero no lo lograron. Las cosas se igualaron en el tramo final. Iván Alonso y Diego Piña apostaron por afrontar la recta de llegada a la meta por la parte más próxima a tierra. Esa opción y la fortaleza demostrada por sus rivales les llevó al quinto puesto en la clasificación final.

Para Iván Alonso supone otro quinto puesto en el Mundial de Brandeburgo, el mismo que logró en la especialidad de K-1. Diego Piña era debutante en esta competición. Para ambos, el Mundial supone finalizar la actual temporada de piragüismo.PORTEO DE RAMON FERRO ADELANTE Y OSCAR GRANA

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

PUBLICIDAD

vigo

comarcas

escapada

  • Últimas noticias

  • Más leído