22112019Vie
Última edición: Jue, 21 Nov 2019 7pm

El Concello propone quitar al menos 500 butacas de Río Bajo para ganar espacio entre filas

Abel Caballero ha trasladado la idea a la Federación de Peñas del Celta, que salió “muy satisfecha” de la reunión mantenida con el alcalde, que se ha ofrecido a “dialogar” con Carlos Mouriño para limar diferencias

22 Agosto 2019 por
Valora este artículo
(3 votos)
Argimiro Rodríguez y Pepe Méndez, de la Federación de Peñas, con Caballero, el concejal de Fomento, el concejal de Deportes y un ingeniero municipal. Argimiro Rodríguez y Pepe Méndez, de la Federación de Peñas, con Caballero, el concejal de Fomento, el concejal de Deportes y un ingeniero municipal.

El Concello de Vigo ha propuesto a la Federación de Peñas del Celta suprimir entre 500 y 600 butacas de la grada de Río Bajo para ganar espacio entre filas y que los aficionados puedan estar más cómodos mientras presencian los partidos. Así se lo ha trasladado este jueves el alcalde, Abel Caballero, a representantes del celtismo, con quienes se ha reunido en su despacho de la Praza do Rei.

La solución se articularía eliminando directamente una de cada cinco filas y a continuación reasignar las distancias. Así se ganarían varios centímetros entre respaldo y asiento de cada localidad. Esto repercutiría previsiblemente en la ubicación de algunos socios, que podrían verse desplazados de su habitual posición. Asimismo, reduciría el aforo de la bancada y, por lo tanto, el número de entradas a la venta.

Caballero ha pedido a la Federación de Peñas que someta el planteamiento a la opinión de sus miembros. Según ha valorado, esta medida permitiría “dar una amplitud muy importante y mayor comodidad a los aficionados”. Además, aunque la actuación llevaría “meses” entre que se licita y se ejecuta, su coste sería “menor en comparación con la reforma” global que se está acometiendo en el estadio de Balaídos.

No obstante, esta propuesta deberá encajarse con la remodelación de Marcador, que se prevé iniciar en enero. “Hay que recolocar a los aficionados de allí y a lo mejor no es el momento”, apuntó Caballero. A este respecto, el regidor vigués también planteó a los peñistas la opción de retrasar la demolición de la grada al término de la presente temporada para no causar molestias a los abonados y al propio club.

Relaciones con el Celta
Habrá que ver pues cuál es la reacción del club vigués a esta alternativa del Concello para Río Bajo, ya que afectaría a sus ingresos por venta de entradas. Precisamente la relación entre el Celta y el Ayuntamiento salió a relucir en el encuentro de los peñistas con Caballero.

Según reveló el presidente de la Federación de Peñas, Pepe Méndez, que salió "muy satisfecho" de la reunión, el alcalde se mostró dispuesto a reunirse con Carlos Mouriño para limar diferencias. De hecho, los representantes de los aficionados se han ofrecido para mediar en una posible reunión entre ambas partes.

Este extremo fue confirmado posteriormente por el propio alcalde. “Yo siempre estoy dispuesto a dialogar”, declaró Caballero. “Quien dejó una butaca vacía fue la directiva del Celta”, añadió. En todo caso, se comprometió a tener en cuenta la opinión del club sobre esta posible solución para Río Bajo.

David Lorenzo

Periodista. Redactor de vigoe.es. David Lorenzo en Twitter

Inicia sesión para enviar comentarios

gastronomía

ocio

navidad

  • Últimas noticias

  • Más leído