19062019Mié
Última edición: Mié, 19 Jun 2019 2pm

Rayo-Celta (4-2)

El Celta se atropella a sí mismo en Vallecas

El conjunto celeste encajó su tercera derrota consecutiva al caer ante el Rayo en un partido en el que volvió a hacer aguas en defensa. El descenso está ya a solo dos puntos

11 Enero 2019 por
Valora este artículo
(0 votos)
Los jugadores del Rayo, celebrando uno de los goles. / Foto: LaLiga Los jugadores del Rayo, celebrando uno de los goles. / Foto: LaLiga

Cuatro partidos sin ganar y tres derrotas consecutivas. Este es el preocupante balance en las últimas jornadas del Celta, que en Vallecas volvió a ofrecer un recital de errores defensivos. Encajó gol muy pronto, pero logró remontar en dos acciones puntuales. Fue ahí cuando empezó el desastre. El Rayo abusó de una zaga totalmente desnortada y logró empatar el partido. En la segunda parte, a pesar de una ligera mejoría, el conjunto local volvió a aprovecharse de las facilidades célticas para decantar el partido de su lado. Tras esta derrota, el descenso está ya solo a dos puntos.

El Celta se intentó inmolar en la primera parte y no lo consiguió del todo. Se fue al descanso con un empate que supo a premio después de cómo había transcurrido el partido y de las facilidades defensivas que había ofrecido al Rayo Vallecano.

El encuentro empezó cuesta arriba para los célticos. En el minuto 3, cuando ambos equipos todavía estaban tanteándose, Fran Beltrán, que volvía a Vallecas y fue silbado, hizo una falta sobre Advíncula en la frontal. En el lanzamiento posterior, Raúl de Tomás marcó el 1-0 con un ajustado disparo al palo que sorprendió a Rubén, que ni siquiera se lanzó a por el balón.

El partido se ponía feo y prueba de ello era que solo tres minutos después Juncà sacó un peligroso balón que ya se disponía a rematar a gol Raúl de Tomás. Pero, sin embargo, el encuentro dio un vuelco y se le puso de cara al Celta en dos jugadas aisladas. En el 12, en un lanzamiento de córner, Araujo anotó el empate al recoger un rebote tras un disparo de Maxi. Y dos minutos después, tras una galopada de Boufal por la izquierda y un centro posterior, Brais Méndez disparó a puerta y el balón se estrelló en la mano de Ba. Alberola Rojas no lo dudó: penalti claro. Maxi Gómez fue el encargado de transformarlo.

Con el marcador a favor, el Celta se diluyó como un azucarillo. El Rayo decidió utilizar las bandas y los de Cardoso no supieron frenarlo. Lo que ocurrió en el carril izquierdo de la zaga celeste fue especialmente dramático. Advíncula le ganó una y otra vez la espalda a un David Juncà totalmente superado.

El balón y el brío eran del Rayo y, como consecuencia lógica, comenzaron a llover. En el 25, tras un centro del omnipresente Advíncula, Rubén le sacó el balón a Raúl de Tomás, que intentó driblar al portero en vez de rematar de primeras. Tres minutos después lo probó Imbala y en el 31 el árbitro anuló a los locales un gol por fuera de juego (bastante claro) tras un nuevo centro, aunque este desde la izquierda.

El Celta no daba noticias en ataque y atrás era un flan. En el 36, en la enésima ocasión que Advíncula le ganó la espalda a Juncà, el rayista recibió, envió al balón al área y Raúl de Tomás remató a gol. El tanto, no obstante, tardó en subir al marcador. El árbitro tuvo que recurrir al VAR para cerciorarse de que no había fuera de juego de Advíncula.

El destrozó pudo ser mayor, porque antes del descanso Rubén paró a bocajarro un disparo de Trejo, al que le llegó el esférico tras un mal despeje de Hugo Mallo.

La segunda parte comenzó con una ocasión de Trejo, que tras una jugada personal remató a puerta y se encontró con Rubén. Afortunadamente, después de esta acción cesó la sangría defensiva.

El Celta consiguió hacerse con el balón, frenando así el ímpetu del Rayo Vallecano, que ya no encontraba tantas facilidades por las bandas. Aun así, a los de Cardoso les seguía faltando mordiente ofensiva.

El partido seguía derroteros más relajados en la segunda parte y hasta el minuto 72 no llegó la primera ocasión clara para el Celta. La tuvo Maxi con un disparo de falta directa que estrelló en el larguero.

Los celestes, sin embargo, no eran capaces de generar peligro con el balón a los pies y atrás volvió a hacer aguas. Y es que en el 76 le llegó el balón en la frontal a Raúl de Tomás, que con un zapatazo batió a Rubén y completó su 'hat-trick'. El Celta ya no reaccionó ante este gol y en el descuento, gracias a un nuevo desajuste defensivo, Bebé hizo el cuarto y definitivo tanto.

 

Rayo Vallecano: Dimitrievski; Advíncula, Velázquez, Abdoulaye Ba, Amat, Álex Moreno; Imbula (Álvaro Medrán, min. 73), Santi Comesaña, Embarba (Álvaro, min. 60); Trejo (Bebé, min. 72) y Raúl de Tomás.
Celta: Rubén Blanco; Hugo Mallo, Cabral, Araujo, David Juncà; Okay Yokuslu, Fran Beltrán, Jozabed (Eckert, min. 80); Brais Méndez, Boufal (Pione Sisto, min. 80) y Maxi Gómez.
Goles: 1-0, min. 3: Raúl de Tomás; 1-1, min. 12: Néstor Araujo; 1-2, min. 17: Maxi Gómez, de penalti; 2-2, min. 36: Raúl de Tomás; 3-2, min. 76: Raúl de Tomás; 4-2, min. 90: Bebé.
Árbitro: Alberola Rojas (colegio castellano-manchego). Mostró tarjetas amarillas a los locales Ba, Velázquez y Advíncula; y a los visitantes Brais Méndez.
Incidencias: Encuentro correspondiente a la 19ª jornada de Liga de Primera División disputado en el Estadio de Vallecas.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

vigo

obras

festival

sucesos

  • Últimas noticias

  • Más leído